LA CULPA DE QUE ENVEJEZCAS PREMATURAMENTE LA TIENE EL CAPTCHA

¿Cuántas veces hemos sentido e incluso manifestado nuestro odio frente al ordenador (y ahora smartphones también), al tener que insertar una maldita contraseña? ¡Ah! Y si además tienes que teclear un código captcha, esta exteriorización de nuestra parte más primaria se convierte en el súmmum del pecado IRA.

Vaya Gif

 Aha, pero… ¿qué narices es eso de captcha? Pues el CAPTCHA no es ni más ni menos que un sistema para detectar si eres un humano cuando envías un texto o rellenas un formulario en cualquier web que lo tenga habilitado.  Sí sí, como os lo digo, quieren demostrar que quien envía basura (spam) es una máquina y no una persona pero a mí no me engañan que los robots los han inventado los humanos así que, NOSOTROS somos los que enviamos toda esa porquería, ¡JA!. Hay cada email que no tiene nada que ver contigo ofreciéndote maravillas que yo les digo siempre «Señooora, que no quiero ni un vestido de noooovia ni una joooya», porque me da penilla no contestar a no-reply, hay que ser educados.

captcha_grande

¡Qué salaos son algunos de estos captchas!

¿Y por qué 78? ¿Quién estipuló la cantidad en este caso? JAJAJA.

Retomando el tema de las contraseñas, siempre aconsejan no usar la misma y que procuremos no apuntarla en ningún lugar… pues vamos apañados porque si a mí ya me cuesta retener algunos números de teléfono e incluso nombres de personas, que además tenga que ir cambiando la contraseña por seguridad cada cierto tiempo… casi que una para todo + «recordar contraseña para este sitio» y listo, ¿no? (No hagáis caso de estos consejos si queréis seguir manteniendo a salvo vuestra privacidad).

Restablecer contraseña. Insertar nueva contraseña. Volver a escribirla. Verificar. Error: las contraseñas no coinciden. ¿Cómo que no coinciden? ¡Maldita sea! Reaction Gifs

 ¿Entonces qué contraseña escribo por seguridad?

Alguna que puedas recordar y que sea misión imposible de descifrar (a este consejo sí podéis hacerle caso). Ironía de Becario

Por cierto, seguro que alguna vez al escribir vuestra contraseña cerca de alguien, habéis intentado disimular o escribirla rápidamente para que no se cosque.

 Algunas personas son muy pro. Vaya Gif

Y ¡ZAS! viene el momento en el que te toca repetirla unas cuantas veces más, porque la sigues escribiendo mal (uf, uf, uuuuuuf).

¡A la mierda! Vaya Gif 

Más de una vez me he tenido que contener para no imitar a esta dulce señora pero aún así os recomiendo que uséis contraseña para todo, aunque sea un coñazo insertar 2oo.000 veces el pin en el móvil o cada vez que entres a cualquier red social por ejemplo. (A menos que hayáis seguido mis dos primeros consejos, muy mal).

 ¿Y vosotros qué opináis? ¿Alguna experiencia religiosa con el código captcha? ¿Seguís teniendo ordenador? ¿La pantalla del móvil bien?

Besis.

2 comments

Deja un comentario

Required fields are marked *.