¡H DE PERRA!

insultamosilustracion_fabiolacorreas

Insultamos. Es parte de la jodida vida.

Como afirma Margarita Espinosa en su artículo Algo sobre la historia de las palabrotas: «Las groserías representan una válvula de escape para la tensión por la que pasamos; al insultar, descargamos a tal grado nuestro enojo, nuestra impotencia, nuestro dolor, que se podría decir que el insulto puede cumplir también una función catártica en el ser humano».

A día de hoy, insultar sigue considerándose como una acción de muy mal gusto y de poca clase pero la verdad es que ultrajar el honor de nuestra vecina, del compañero de clase, de nuestro jefe e incluso de empresas que nos dan una calidad pésima con su servicio, forma parte de las relaciones humanas tanto, como el quedar con los amigos o hablar por teléfono. Continue Reading

SHIT’S WATERFALL

Y de pronto, llovió mierda. 

Seguro que muchos de vosotros habéis tenido que compartir piso o estáis compartiéndolo y la convivencia con otras personas trae consigo muchas anécdotas, rarezas, peculiaridades e inverosimilitudes varias. También os habréis topado con vecinos mamones que ponen música a altas horas de la madrugada, sí, la historia de siempre pero que si te toca pared con pared no te haría ni p* gracia, believe me.

¿Por qué os cuento esto? Porque el problema no lo tengo en mi convivencia con los demás del día a día, lo tengo con «agentes» externos. Me explico, cuando no puedes controlar ciertas molestias que ocurren en el exterior de tu casa y te afectan directamente, llega a ser como tener una espinilla prominente en el culo que no te puedes sustraer sin pellizcarte hasta que deje de doler por insensibilidad. He aquí mis espinillas en forma de poema recitados con crudeza: Continue Reading

CHALLENGE ACCEPTED

Últimamente ansío sacarme los ojos y taparme los oídos con ellos, cada vez que un nuevo «reto» estúpido y absurdo inunda Internet. He elaborado un ranking propio sin orden de importancia ya que todos por igual son una auténtica basura. Circulan por la red como «Challenge» y son uno de los actos más ridículos del ser humano al que hemos asistido hasta ahora y que continúan, por desgracia.

Estos retos destacan principalmente por su viralidad (y gilipollez) ya que al involucrar a otras personas a llevarlo a cabo también, mediante la nominación de éstos en la grabación, creas una cadena a veces interminable.

1. El #IceBucketChallenge

La idea inicial estuvo genial porque se buscaba la participación a nivel mundial para concienciarnos sobre la enfermedad del ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica, enfermedad degenerativa progresiva que ataca a las neuronas motoras) y recaudar dinero para investigarla. Stephen Hawking la padece entre otras personas pero aún seguiría siendo desconocida para muchos de no ser por el reto. ¿Por qué agua con hielo? Porque cuando te la detectan es como si recibieras un jarro de agua fría.

Personalmente pienso que muchos de los que han participado lo han hecho por el simple hecho de lucir palmito, han banalizado la causa y además algunos han perdido los sesos en el intento.

Desde el comienzo del reto, las clínicas fisioterapeutas de todo el mundo ya no dan a basto y piden ampliar su personal

Continue Reading

SÍNDROME DARRIN

Estupefactos. Os quedáis muy locos cuando os reemplazan un actor por otro en una serie, de la noche a la mañana, sin justificación alguna ni explicación previa en la ficción. ¿Verdad? Pues tiene nombre este asunto. Se conoce como Síndrome Darrin, el cual surgió cuando Dick Sargentactor americano, sustituyó a Dick York (por motivos de salud) en el papel de Darrin Stephens, marido de la bruja Samantha, en la serie Embrujada (Bewitched) en 1969. 

embrujada

Para mí, los cambios que más me influyeron fueron el de tía Viv en el Príncipe de Bel-Air y el de Harriette Winslow en Cosas de Casa. Yo era una niña y no entendía por qué si no era la misma mujer, su familia hiciese como si no pasase nada, «¿pero no os dais cuenta de que es una impostora?» —Pensaba.

Principe-del-rap-datos-curiosos-criticsight-imagen-8-500x250

Tía Viv verdadera a la izquierda, Tía Viv después de una sospechosa operación de cirugía estética, a la derecha

A esto me refería con lo de que ni se inmutaran (Aunque Geoffrey sospecha un poco)

harriette

La Harriette auténtica  y La Harriette de la que no me acuerdo Continue Reading

GOD SAVE OUR DESTINY

Algunos me habéis preguntado que qué sería de mí ahora, que si todos los cimientos principescos se derrumbarían, si tendría que cambiar mi nombre y todo lo que le rodea… no, ni mucho menos, quisiera anunciar de manera oficial que voy a seguir manteniendo mi seudónimo como tal a pesar de que la princesa Letizia sea reina. Para Peñafiel y para mi siempre será la princesa Letizia por lo que yo siempre seré niprincesa.

Y dicho esto, perdonad mi ausencia pero es que un cambio de país y de vida supone mucha energía, concentración, un proceso de asentamiento y no morir en el intento.

Vivo en Londres (mis lágrimas y separación familiar/de amigos todavía está latente) y qué queréis que os diga, los adictos al Sol me abuchearéis pero a mi este «tiempecillo» en Londres me gusta (ahora, claro). Es tedioso llevar la crema solar y el chubasquero pero te acostumbras a estornudar y a sudar al mismo tiempo.

Había leído lo duro que iba a ser mantener una dieta mediterránea aquí por eso, en los meses previos al viaje he estado comiendo mucho aguacate y mucha pechuga de pavo pero me arrepiento de no haber comido más nueces porque aquí una bolsa con aire y cuatro nueces te cuesta 4 libras así que empiezas a prescindir de alimentos que en España son un básico o de normal son baratos y que aquí son un lujo. (Mamá, ya me conoces y estoy comiendo genial, no pienso caer en los precocinados aunque algún preparado de comidas que nunca había oído hablar de ellas, sí he probado y de momento voy bien al baño). Continue Reading